La ‘start-up’ Becadvisor, que cuenta con el apoyo de la UOC, cierra una ronda de inversión para impulsar su servicio de conectar a empresas con estudiantes en busca de prácticas profesionales

Becadvisor apuesta por la agilización de la tramitación de los convenios, así como por la captación de talento...

Dos de cada tres becarios afirman no ganar lo suficiente para cubrir sus gastos

Los estudiantes españoles realizan menos prácticas profesionales que en otros países europeos, lo que afecta a su incorporación al mercado laboral

Becadvisor apuesta por la agilización de la tramitación de los convenios, así como por la captación de talento cualificado y formado para las necesidades de cada empresa

En 2022, la Comisión Europea publicaba un informe sobre la calidad de las prácticas profesionales en Europa que confirmaba la importancia para los estudiantes de iniciar su desarrollo profesional en empresas. El informe europeo subraya que aproximadamente la mitad de los jóvenes de 15 a 34 años han adquirido experiencia laboral en al menos un contrato de prácticas. El análisis constata que las prácticas en empresas son comunes entre los universitarios graduados, de manera que más de un 60 % las realizan.

El documento también revela que los y las jóvenes que hacen prácticas de baja calidad acaban recibiendo salarios un 10 % más bajos en los primeros tres años de sus trayectorias profesionales. De hecho, según datos de la Comisión publicados en 2017, el 58 % de los becarios no percibía remuneración y el 70 % de los que sí contaban con ella, declaraban que no era suficiente para cubrir sus gastos más básicos. Además, siete de cada diez estudiantes en prácticas reconocían tener una carga laboral equivalente a la de los trabajadores con contrato.

En los países de más renta es más común realizar prácticas

El informe también expone que las prácticas profesionales son más frecuentes en países de Europa occidental —en Alemania o en Francia las realizan más de un 70 % de los estudiantes— que en los de Europa oriental —en República Checa, Lituania o Eslovaquia, menos del 8 %—. Los países del sur de Europa, como España, Italia o Portugal, se encuentran en una posición intermedia: un 30 % de las personas encuestadas para el informe europeo habían participado en prácticas al comienzo de su vida laboral.

«Los españoles tienen menos años de experiencia profesional al llegar a los 30 años, respecto a otros países europeos, ya que el porcentaje de los que realizan prácticas es bastante menor», apunta Pilar Moliné, CEO de Becadvisor, una start-up impulsada con la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), a través de Hubbik, que conecta a empresas y estudiantes en prácticas. «Comparado con otros países, en España las empresas contratan en menor medida a jóvenes por no tener suficiente experiencia previa», señala Moliné, graduada en Derecho por la UOC.

La tardía incorporación al mercado laboral en España queda patente en el hecho de que, según el informe Panorama de la Educación de la OCDE, un adulto llega a los 30 años habiendo trabajado una media de 4,7 años, en comparación con los suizos, que presentan una media de 10,4 años, o los holandeses, 10,3 años trabajados al llegar a la treintena. Estas cifras reflejan problemáticas de nuestro país como el paro juvenil, la poca productividad o los bajos salarios entre los más jóvenes.

Recientemente, fue aprobado un real decreto-ley que establece que los estudiantes en prácticas comenzarán a cotizar en la Seguridad Social a partir del 1 de octubre de este año, reciban o no remuneración. Anteriormente, en 2017, CC. OO. indicaba que el país contaba con 1,5 millones de estudiantes de prácticas y, en 2015, UGT advertía que solo 70.000 recibían una remuneración. En el horizonte, el gobierno podría aprobar un Estatuto del becario, que debería «ayudar a transformar una realidad muy precaria», remarca Pilar Moliné.

Mejorar el acceso de los estudiantes a prácticas profesionales

Para incentivar la incorporación de la juventud al mercado laboral, Becadvisor ha desarrollado una plataforma que conecta tanto al estudiantado universitario como al de FP con empresas que les proporcionan la posibilidad de realizar prácticas, de formarse profesionalmente y de ser parte de la plantilla de empleados, tras la finalización del período de aprendizaje en un entorno profesional. «Nuestro objetivo es ayudar a la juventud a iniciar su carrera profesional, mejorando la deteriorada empleabilidad juvenil. Contamos con una comunidad de 10.000 estudiantes y más de 300 empresas, trabajando de la mano de todas las universidades y escuelas de formación profesional de España», destaca Moliné. El objetivo de la empresa emergente es conectar a los y las jóvenes que están finalizando sus estudios con aquellas empresas o autónomos que están interesados en brindarles formación y experiencia profesional.

La idea de la creación de la plataforma surgió de la experiencia como becaria de su fundadora y CEO, Pilar Moliné. «Detectamos la falta de un espacio donde el estudiantado pudiese intercambiar sus experiencias y opiniones, así como acceder a una información más detallada de las ofertas de prácticas que se publican en los portales de las universidades», afirma la emprendedora.

La empresa emergente apuesta por diferenciarse del resto de plataformas que ofrecen prácticas en empresas «brindándole el valor que el usuario se merece, ayudando a que el estudiante pueda tener una visión de cómo va a ser su futuro y no ser solamente un portal más en donde encontrar prácticas», matiza Moliné. Entre las prestaciones de Becadvisor, destaca que las empresas no tienen que contactar una a una con cada universidad y con cada centro de formación que son de su interés. «Con un clic es posible tener al alcance a los becarios concretos que son necesarios. Las empresas reciben solo candidatos que se corresponden con los estudios que solicitan en sus ofertas y en las provincias que determinen, para acabar firmando sus convenios a través de nuestra plataforma», señala la CEO.

Los estudiantes pueden también consultar en la plataforma opiniones reales de otros alumnos en prácticas, compartir sus experiencias en las empresas y solicitar prácticas profesionales. «De esta manera se favorece el acceso del estudiantado al mundo laboral y se mejora la empleabilidad de la juventud universitaria y de FP, a la vez que la empresa puede captar y retener el talento, seleccionando candidatos informados sobre qué esperar de la empresa y realmente interesados en formarse y crecer con ellos», concluye Moliné.

Además, el éxito del modelo Becadvisor ha quedado refrendado por el cierre de su primera ronda de inversión de 150.000 euros, para acelerar su crecimiento y expansión por España. «Queremos posicionarnos como referente y formar un sólido equipo de operaciones que tendrá el objetivo de ampliar el target de empresas a las que nos dirigimos, así como aumentar nuestra comunidad de estudiantes», apunta la CEO.

La empresa emergente Becadvisor favorece el objetivo de desarrollo sostenible (ODS) número 8 de la ONU: Trabajo decente y crecimiento económico.

Contacto para prensa

Rubén Permuy
rpermuy@uoc.edu
+34 659 05 42 39

Compartir en

Otras noticias

hh:mm dd/mm/aaaa
Message
Leer todas
Borrar todas

Descripción

Descripción

Descripción

Imagen bombilla fondo naranja

Título

Descripción

Imagen bombilla fondo naranja

Título

Descripción